El Mimo

... And the seas of the Sun

Lonely mans best friend

Publicado el 5 de Septiembre, 2007, 8:48. en General.
Referencias (0)

6:30 de la mañana. Sábado. Hora en la que, dice Sabina, se cruzan los borrachos con los trabajadores. Si bien nunca he sido un borracho, ahora me toca ser trabajador. Es de noche. Lo sé xq tengo que encender las luces del coche y no veo un carajo. El cuerpo me pide Radiohead y le respondo con el Ok Computer. Eso sí que está bien. Es una sensación especial a la vez que extraña. Atrás queda el desgallitarse cantando. No vale para el momento, no aceptamos. Cerraría los ojos si no fuera por el temor de pegármela, pero es perfecto. Me gusta conducir todavía anochecido. Ver cómo va amaneciendo a través de la luna del coche. Paranoia Android. Es especial. Llego al curro. Poco a poco las luces se apoderan del día.

 

Mejor no os cuento que el día en que empecé a escribir esto, el fabuloso sábado, no publiqué el post en el blog porque al llegar me di cuenta de que realmente entraba por la tarde con lo que me tuve que pirar y todo el momento mágico a tomar por saco.

Cosas que pasan.