El Mimo

... And the seas of the Sun

Olor a los No Perdonados

Publicado el 8 de Febrero, 2008, 14:48. en General.
Referencias (0)

Es normal que de tantos discos que salen, que vas escuchando a lo largo del tiempo, que te van impactando en ciertos momentos, muchos de ellos vayan desapareciendo de tu vista para quedar relegados a un puesto de honor en tu discoteca pero nada más. Pueden pasar, perfectamente, 5 años de tu vida en los que ni siquiera caigas en la existencia de esos discos. Y eso no es malo, realmente es magnífico, xq cuando vuelves la vista sobre ellos y los escuchas de nuevo llegas hasta a llorar casi. Es genial en tanto que esos discos, realmente, representan un momento especial de tu vida. Es como, no sé, el Reload de Metallica. Disco muy criticado pero que, sin embargo, es el primer disco que yo escuché de ellos. Y recuerdo perfectamente cómo, durante esa época de mi vida, lidiaba con el Reload a la vez que con el “Iros todos a tomar por culo” de Extremoduro. Debo decir que los escucho y los recuerdo con olor a pintura. A pintura porque durante ese tiempo me los ponía en una pequeña radio de cassettes en el balcón del piso en el que veraneaba por la noche mientras trataba de pintar las figurillas de plomo y de plástico con las que por aquel entonces me incursaba en el mundo del modelismo y de warhammer. Es curioso.

Con el paso del tiempo los discos cogen olores. Olores a otro tiempo. El Smash de Offspring, por ejemplo. Si ya de por sí el grupo es veraniego, el disco era formidable para escucharlo en la misma radiocassette sentado en el suelo de la habitación que compartía con mi hermanos cuando ellos estaban fuera viendo la tele con los padres y yo me dedicaba a escuchar música, que era lo mío. ¡Qué pocos grupos conocía por aquel entonces! Es magnífico. Creo que mi cultura musical se reducía a 4 o 5 grupos amén de gente de la talla de Juan Pardo, Battiato, Sergio Dalma… que era lo que se escuchaba en mi casa. Curioso. La canción de una época: “The Unforgiven II”