El Mimo

... And the seas of the Sun

3 de Abril, 2008


Lo que la verdad esconde

Publicado el 3 de Abril, 2008, 16:16. en El Cinefito.
Referencias (0)

Un dato: Soy de la ligera opinión que de haber sido otros los actores protagonistas de "lo que la verdad esconde", la película hubiera poblado las sobremesas de los sábados y los domingos. Es mi opinión. Es la típica película de sobremesa en la que lo que es un matrimonio perfecto de repente se va al traste y alguien oculta un oscuro pasado. Lo que pasa es que poner juntos a la gata y a Han Solo pues trae muchos adeptos. Y claro, los efectos especiales son mejores con lo que el elemento del miedo gana enteros y todo es, como decimos por aquí, "más mejor".

La película gusta. Tiene intriga desde el principio. Pfeiffer está impresionante, realmente da miedo cuando empieza ya su demacramiento y Harrison Ford mantiene una sangre fría muy loable… pero la protagonista es Pfeiffer. Él no es más que un mero acompañante, una mera excusa para sacar todo el rendimiento a esta gata que a pesar de su edad sigue teniendo un atractivo brutal.

Fuera de ellos, la película tiene varios elementos que hacen que sobrepaso el tipo de películas al que corresponde. Para empezar la música. La banda sonora ha sido escogida de forma loable y es uno de los puntos principales que la separan a la sesión de tarde. Todos recordamos esas bandas sonoras maravillosas que dan el puntito para quedarte torrao en la siesta. Bandas sonoras magníficas también para pelis porno, todo sea dicho. No obstante, en este caso es una buena banda sonora. La fotografía y los efectos especiales también son recalcables. El escenario escogido es formidable (esa casa en ese sitio es justo el puto sueño de mi vida) y el embarcadero, el lago, los escenarios interiores. Todo está muy bien "coloreado".

En cuanto a la trama…

Puff…

Me gusta que empieces creyendo que va a ir de una cosa y luego de un vuelco brutal. Me gusta el modo en el que poco a poco van destripando los elementos de la trama. Cada pequeño detalle es importante y eso es bueno. Está conseguido. Mal, por otra parte, por la escena del baño. Los sustos son típicos. No hay nada especial en ellos. Bien es cierto que no son lo más importante, pero ya que te tienes que asustar, que sea con gracias ¿no? Y finalmente el desenlace…

Yo ya lo sabía porque la que merced a esta ruptura del pacto de "no información sobre desenlaces de películas" podría haberse convertido en exnovia me lo contó; pero bueno. Tampoco ésta ha sido tan grave como cuando fui a ver el sexto sentido sabiendo el final (me lo jodieron entero). Y claro, como ya iba predispuesto pues ha jodido, aunque sin saberlo puedes sacarlo poco a poco. Sabes de la obsesión, sabes por dónde van los tiros. Es cuestión de tiempo sacarlo. Y lo sacas, no quieres creerlo y al final pues dices: otro final predecible por lo impredecible.