El Mimo

... And the seas of the Sun

22 de Septiembre, 2008


Metallica - Death Magnetic

Publicado el 22 de Septiembre, 2008, 14:21. en Música.
Referencias (0)

Al principio escucho el disco varias veces hasta conocer las partes más profundas del sonido. O al menos, tener una idea lo suficientemente acertada de mi gusto con respeto a la música. Acto seguido, cuando ya tengo mi opinión formada, para ratificarme o saber lo que otros pueden decir, me meto y leo críticas de varias webs de música como rafabasa.com. Puedo estar de acuerdo o no, eso no importa, pero es entonces cuando estoy preparado para meterme en mi blog y decir: "Señores, quiero presentarles un disco".

Como digo, esto es lo que normalmente tiendo a hacer y lo que he hecho con el nuevo disco de Metallica. Pero es que claro, Metallica es un grupo que la actualidad ha llenado de controversias y cuya historia puede ser dibujada como un declive total desde aquellos maravillosos principios hasta el cúlmen de la cutrería representado por un tal St. Angel.

Desde que empezaron a componer su Death Magnetic nos han ido lanzando misivas de un disco de "vuelta a los orígenes". Cierto es que la impresión que dejaron con su último trabajo fue tan pésima que muchos los creyeron ya jubilados (o desearon que lo estuvieran), imagen que las canas de Hetfield no ayudaron a mejorar.

Pero entonces llega el momento de la escucha y empieza el primer tema. Vas en el coche la primera vez que lo oyes y te quedas pensando: "joder, este tema mola que te cagas". Pasas al segundo y lo mismo. Mola. Va avanzando el disco y descubres tintes de cosas buenas y tintes de cosas mejores. Miras por el retrovisor y en vez de fijarte en los coches que van detrás te fijas en tu pobre careto marcado con esa sonrisa de felicidad. Esa sonrisa que denota que acabas de perdonarle los males a un grupo que de crío lo era todo para ti. Es curioso, pero escuchas el tema que cierra el disco, "My Apocalypse" y dices "Tío, este sí que es un buen nuevo comienzo".

Pasan los días y todavía no lo has quitado del equipo del coche y lo sigues escuchando una y otra vez, una y otra vez, y cada día, cada horas, estás más satisfecho del disco. Así que lees las críticas. Hay de todo, pero en general se respira ese aire de satisfacción total. Entonces te sientes bien, es más, te sientes muy bien y te sientas delante del ordenador y escribes toda esta sarta de palabrería simplemente para decir: "tronco, escúchalo" o "Este puto disco en directo tiene que sonar de cojones".

Eso sí, tampoco penséis que va todo de rositas, hay cosas del disco que no me han molado. Una cosa podría ser que los solos de Hammet no terminan de llenarme. No es como esos maravillosos solos que hacía para el …and justice for all, cierto. También está el hecho de que aunque la producción es genial, no me termina de convencer en ocasiones cómo han dejado la voz de Hetfield. Algunos dicen que es que los años pasan para todos, pero mi humilde opinión es que no es tanto la culpa del cantante como de la mezcla de sonido final. Al menos, desde mi prisma de visión. Luego está la tremenda duración de las canciones. Troncos, si les quitáis a cada canción un minuto quedan mucho mejor y más machaconas todavía. Y finalmente el hecho de la instrumental que no está mal, pero… bueno, qué puedo decir.

Así que como un disco sin pegas sería demasiado perfecto para este mundo, a la mierda los inconvenientes. El disco mola, lo puedes escuchar y sentirte macarra de nuevo. Se disfruta. No es lo mejor que han hecho, pero para volver a currar es un comienzo muy prometedor.