El Mimo

... And the seas of the Sun

Enero del 2009


Consultas Lingüísticas

Publicado el 21 de Enero, 2009, 7:12. en General.
Comentarios (3) | Referencias (0)

Copio aquí una pregunta que he enviado a la RAE. Cuando respondan informaré de lo que dicen:

Hola,
Soy Licenciado en Filología Hispánica y tras haberme presentado a las últimas oposiciones me encuentro en la lista de interinidad esperando formar parte del cuerpo de profesores de secundaria. Mientras mi oportunidad llega, a parte de trabajar en diversos sitios, me dedico a impartir clases particulares a alumnos de diversos centros y edades.
Mi consulta es la que sigue: ¿Por qué cada profesor se inventa la sintaxis según le parece? Hasta donde alcanzo a saber ningún crío llega a entender los usos del "se" ni lo que es complemento predicativo, circinstancial de modo o suplemento. De hecho, tengo la sospecha de que esto es así porque muchos profesores tampoco lo saben. Y luego está que hay centros en los que te encuentras que llaman a las preposiciones como los he llamado yo siempre: "preposición" y en otros te dicen que no, que son "enlaces". En parte entiendo que en las licenciaturas no hay una asignatura de sintaxis propiamente dicha para que los que nos convertimos en filólogos salgamos preparados para educar a esas criaturas, pero... ¿No tienen forma de crear un estándar e imponerlo a todos los centros? Luego esos chavales pueden pasar por 3 profesores durante su estancia en el instituto y que cada uno les explique las cosas según sus criterios liándolos más. Según tengo entendido en Lengua es en la única asignatura en la que se dan estos líos. ¿Han planteado alguna solución? ¿Están al corriente de esto?


Sintaxis o Sintaxos

Publicado el 17 de Enero, 2009, 14:44. en Paranoica Paranoya.
Referencias (0)

No tengo mucho tiempo para escribir hoy, así que voy a ser breve.

Cuando estudias medicina y te enseñan dónde están las partes del cuerpo humano y cómo sanarlas, te lo enseñan, creo yo, siguiendo un modelo universal. ¿No? No va a llegar un cirujano a estirparte el bazo con una palanca y otro con un bisturí. Los dos deben de seguir las mismas indicaciones.

Pues bien. ¿Qué cojones pasa con los profesores de lengua de instituto? ¿Por qué cada uno se inventa su forma de presentar la sintaxis?. Tronco: si esto es preposición ¿Por qué cojones lo tienes que llamar enlace? Es que no lo entiendo. Hay que extirpar la pierna. Vamos a extirpar la munusi (Yo que sé, invéntate un término) se queda el tio flipao pensando en qué cojones van a quitarle.

¿Por qué pasa esto? ¿Tan difícil es seguir una gramática universal? Así que luego llegan los pobres críos y no tienen ni puta idea de sintaxis. Nos ha jodido.

Voy a mandarle una bonita pregunta a la RAE. Luego os contaré lo que me dicen.


Crepúsculo

Publicado el 12 de Enero, 2009, 15:42. en El Cinefito.
Referencias (0)

He intentado empezar esta crítica un par de veces ya en el día de hoy y en ambas he dejado la página en blanco; lo cual me ha parecido una forma cojonuda de llenar un par de líneas y comenzar mi crítica refiriendo mi indecisión.

Ya he mencionado en críticas anteriores que cuando vas a ver una peli cuyo libro te has empapado previamente puede ocurrir que te parezca una buena adaptación o puede que salgas del cine realmente desanimado en tanto consideras que tu imaginación es infinitamente mejor que la usada por el guionista-adaptador de la novela.

De igual forma te puedes encontrar con una novela que de la noche a la mañana se hace super famosa y de la que sacan una adaptación cinematográfica a la manera de Harry Potter. El nuevo caso es Crepúsculo: trilogía de novelas sobre vampiros… en un instituto. La novela no la he leído y en cuanto me dijeron de lo que iba a colación de la película la primera imagen que se vino a mi mente fue aquella película de los 90 sobre una tal Buffy cazavampiros. Película que luego se hizo serie con mejor suerte.

Podéis imaginar que entré a la sala para ver Crepúsculo con la imagen de esa película de vampiros adolescentes en la cabeza… y ahora, la verdad, es que no sé muy bien qué decir porque lo que vi no me lo esperaba.

A ver: La película es en gran medida mala y en extreño “ñoña”… muy en extremo. Pero el problema con el que me encuentro es que la dirección es buena, la banda sonora es cojonuda y la fotografía también es buena. Es algo así como pasó con Max Payne: historia mala cubierta por un Ferrero.

La cinta en sí (digo que no he leído el libro) se centra mucho en su personaje femenino principal que viene a ser una Living Dead Doll de esas en persona: Chica de pelo negro y aura gótica, mirada triste, espíritu casi depresivo y totalmente introspectiva. Es lo que toda niña gótica de 15 años aspira a ser. Y por contrapunto tenemos al vampiro. Por supuesto un chaval tremendamente atractivo que justo, fíjate las coincidencias, se fija en esta chica… y se enamoran. Luego tenemos varios secundarios que, realmente, se quedan en eso: secundarios. Poco se puede decir de ellos.

Para mejorar esto el tempo es extremadamente lento. Todo lo tratan de envolver con esa ñoñería realmente insulsa. Y lo peor es que de repente te encuentras con avances históricos sin sentido y sin lógica… pero bueno. Piensas que será que lo que falta está en la novela y el director cuenta con que la hemos leído.

Como ya le dicho, motivo inexcusable por el cual le he puesto un aprobado, el movimiento de cámara me ha parecido bueno, la banda sonora es muy molona y la fotografía está bastante bien conseguida.

*Esta crítica se encuentra publicada también en filmaffinity


"Un Gran Chico" Nick Hornby

Publicado el 7 de Enero, 2009, 16:13. en El dominguero y su tebeo.
Referencias (0)

¿Qué provoca que al salir de currar un sábado a las 19:00 chispa más o menos, ya casi anochecido, me ponga el Nevermind de Nirvana cuando a mí nunca me ha llamado especialmente la atención Nirvana?

Seamos sinceros. Mola. Es un pedazo de grupo. Culpable 100% de gran parte de los grupos más molones de los 90. Kurt Cobain es el cristo de los grundge. Pero personalmente nunca he sido gran seguidor suyo. Cierto es que conozco los temazos y alguna vez hasta he tocado y cantado alguno de sus cortes, dígase Lithium.

¿Entonces?  

El culpable total es el libro que quiero presentar hoy: “Un Gran Chico” de Nick Hornby, autor de “Alta Fidelidad”.

Si quería leerme este libro es principalmente por el autor y por saber que va a hablar de música; y me encantan las películas y los libros que tratan sobre música. También decidí adquirirlo porque el personaje principal me resultó muy interesante según lo que predicaba la sinopsis:

Un tío de unos 36 años que no trabaja ni necesidad tiene ya que cuando era crío su padre compuso una canción navideña chorra que repiten todos los años y que le genera los suficientes beneficios en derechos de autor como para vivir bastante bien. Tiene una colección de discos impresionante y sabe todo lo que hay que saber sobre comida, ropa cool…

Hasta ahí bien. A eso se sumamos que es un ligón empedernido y que para entretenerse decide inventarse que tiene un hijo para entrar en un grupo de ayuda a madres solteras y así ligar con éstas…

Y hasta aquí puedo leer.

El libro en sí nos sitúa la vida de dos personajes muy distintos que acabarán confluyendo y las situaciones que de esto resultan.

Como le suele pasar a Hornby, no nos cuenta nada especialmente novelesco. Es un breve paso en la vida de unas personas cualesquiera. Pero la forma de contarlo, las anécdotas tan magníficas que nos recita arrancándonos sonrisas estúpidas en cada página, hace que la lectura sea de lo más amena, divertida y entretenida. Lo mejor que hace un escritor es lograr que el lector sea cómplice de los actos de los personajes y sienta pedazos de él en cada pensamiento o situación. En esto Hornby es maestro y es por esto que os lo recomiendo con profundo entusiasmo.

P.D. Al buscar la portada del libro para pegarla en el post acabo de encontrar que hay una película y para mi desgracia el actor principal es Hugh Grant... en fin.