El Mimo

... And the seas of the Sun

Last Fight

Publicado el 17 de Mayo, 2009, 9:52. en Música.
Referencias (0)

Luego decíamos que si Los Patojos formaba parte de un universo paralelo. Que si las bandas de Cartagena que ensayaban en este sitio estaban predestinadas al fracaso. Se hablaba de la “maldición patojil” y el resultado de todo era que al final todos tocaríamos con todos… y la puta al río.

Para muestra un botón. Entré en una banda y a los pocos meses me echaron (cosa normal por otra parte) pero quedamos como colegas. En sucesivas ocasiones me encontraba con el batería  y alguna vez soltó lo de que Los Patojos daban muchas vueltas y seguro que volveríamos a tocar juntos. Las cosas de allí. Pasado el tiempo yo estaba tocando con una buena banda y tuve que marchar por motivos de residencia. Esta marcha provocó que el batería abandonara también y en nuestro lugar entraron un cantante amigo mío y el batería que hacía tiempo me había dicho eso. Curioso. La verdad es que por aquel tiempo me lo pasaba de puta madre y las canciones molaban y casi siento haberme ido ya que en Murcia no consigo encontrar nada que realmente me identifique.

Me estoy torciendo del tema.

A lo que iba. Velvet Revolver. Un pedazo de grupo. Por lo menos para mí. Echan al cantante, que era el de los Stone Temple Pilots tras dos discos y empiezan a despotricar. Él vuelve a su banda originaria y con lo que yo me quedo es el culebrón que sigue entre Slash, Axl y, ahora, Weiland. Representación internacional de los Patojos, intitulado: en todos sitios se cuecen habas.